Centro Atapecer
Nuestro Centro
Actividades
Tarifas y horarios
Dónde estamos
Nuestro Cuerpo
=> Artrosis
=> Enthesopatía
=> Suelo Pélvico
Contacto


Enthesopatía
Enthesopatías.
 
La palabra enthesopatía deriva del latín (enthesis: punto de inserción de un músculo o ligamento) y del griego (phatos: sufrimiento, enfermedad).
 
 Son las modificaciones óseas presentes en las enthesis, es decir, en las zonas de inserción en el hueso de las formaciones tendinosas, aponeuróticas, ligamentarias o capsulares. Estas enthesis, que están formadas por fibras colágenas, se ven sometidas constantemente a grandes fuerzas de tracción que provocan que la elasticidad y resistencia de estas fibras cambien bajo ciertas circunstancias, como son el trabajo, el entrenamiento y el envejecimiento.
 
Una de las causas de aparición de enthesopatías es una hiperactividad muscular, ya que produce la rotura de las fibras, e induce al organismo a su reparación de forma natural a través de un tejido que reconstruye el hueso y el cartílago, pudiendo llegar en un estado final a la osificación de la zona (Cañellas, 1997). Una sobre utilización de las extremidades junto con un estrés muscular importante suelen provocar lesiones enthesopáticas (Safont et al., 1997).
 
Las enthesopatías pueden manifestarse de dos formas diferentes:
 
1)      como un recrecimiento óseo o “hipertrofia”: ésta es la responsable de ampliar el área de inserción mediante la formación de crestas, espículas óseas o exostosis, constituidas por fibras de Sharpey (Kennedy, 1989), que se extiende desde el tejido conectivo muscular directamente al hueso cortical, quedando estas fibras recubiertas por un deposito de hueso nuevo en estas zonas de inserción.
 
2)      como una craterización o “avulsión” dentro del córtex óseo (periostio), causado por la tracción por parte de los músculos, tendones o ligamentos. Éstas avulsiones son las responsables de los denominados defectos corticales, resultado del desgarro de pequeñas fibras de músculo, llegándose en ocasiones a interrumpir el transporte de sangre con la consiguiente formación de pequeñas oquedades en el hueso (Hawkey & Merbs, 1995).


Enthesopatías en ambas rotulas, debido, posiblemente a un sobreesfuerzo continuado.

NOTICIAS
¡A ello!! Volvemos a por todas. Tenemos un curso entero para ponernos a tono y...lo conseguiremos.
Este año, también Yoga Infantil.
Hoy habia 16 visitantes (43 clics a subpáginas) En el Centro Atapecer!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Búscanos también en Facebook - 659 472 991 - Búscanos también en Facebook - 659 472 991